Poemas de Amor


Vivir soñando contigo

Vivo soñando, aun despierto sueño,
de mi mente ni un instante, logro sacarte,
por más que quiera, por más que intente,
no dejarás de estar en mis pensamientos.

Aun cuando lo intente, más aun cuando deje de hacerlo
no podré sino seguir soñándote,
un sueño lindo, soñar contigo, en ti,
vivir solo para soñarte.

Despertar de este sueño, simplemente no quiero…
¡no! porque estás tú, no podría hacerlo.
Juntos, atrapados, sin cómo escapar,
en un mismo espacio, sólo será la pasión.

Siempre te imagino, me acuerdo y suspiro,
un corazón que siente, como si estuvieses aquí.
Sería hermoso que no fuera un sueño,
una vida perfecta que me gustaría vivir.

Cruda realidad de un sueño nada más,
sé que tan solo es un pensamiento.
Un sueño válido que alimenta mi alma,
es mejor así, que vivir sin nada y sin ti.

El miedo de estar contigo

No solo quisiera decírtelo, lo que siento aquí por ti,
sería injusto para mí tener que conformarme con eso,
no bastarían unas cuantas palabras agraciadas,
sería poca cosa que tan solo me pusieras atención.

Ver tus ojos, no lo soportaría un minuto más,
no sin darte un beso, no sin acariciar tus manos.
Junto a ti sin un abrazo, sin poder demostrar lo que quema,
es un martirio, es un continuo tormento.

Solo palabras, solo frases, oraciones tan solo eso,
no por favor, que prefiero estar sin nada.
Sería mejor olvidarte para siempre,
que estar a tu lado y no poder tenerte.

Cuán difícil sería un simple NO,
el miedo me tortura, me impide acercarme a ti.
Pero si te busco, si te lo digo,
¿Será mejor una esperanza que una vil desilusión?

Tu felicidad es mi sueño

Tu felicidad es mi sueño,
tu sonrisa es mi regalo,
sentir tu amor es mi mayor anhelo,
vivir a tu lado mi razón de existir.

Mi meta eres tú y solo tú,
que seas feliz y mucho,
que vivas bien a mi lado,
que no te falte nada en tu vida.

Mi objetivo es amarte,
amarte hasta el cansancio,
que no haya duda de mi cariño,
que no haya duda de lo que siento.

Una promesa de amor eterno

Juntos los dos hasta el final,
sin dudas ni temores,
seguros del camino,
no habrá lugar para reproches.

Siendo uno y no dos,
como arena, no míseras rocas,
como un bosque, ¡no solo árboles!
como lluvia, no pequeñas gotas.

Crecerá el amor, no tendrá fin,
no yacerá nuestra pasión,
existirá un futuro para los dos,
eterna promesa de felicidad.

Deseo sentir el amor

Quisiera sentir el amor,
abrigar la pasión en tus besos,
gustar de tus labios,
saciar mi deseo.

Soñar a tu lado… muy cerca,
y jamás despertar.
Vivir tu existencia,
mas nunca morir.

Ser lo que eres,
sentir lo que sientes,
amar como amas,
conocer el amor.

Fresita deliciosa

Néctar de fruta fresca,
encantador aroma natural.
Labios rojos como de rosa,
todo un deleite de mujer.

Sentir el sabor de tus besos,
sentir tu piel junto a la mía.
Amarte toda con pasión,
hacer que conozcas el amor.

Satisfechos juntos y abrazados,
ver tu cara de felicidad.
Fresa simplemente deliciosa,
imposible no querer probar.

El despertar del amor

El amor dormía en mi corazón,
aun no estaba listo para sentir,
temía mucho ser amor,
se rehusaba  a compartir.

Entonces te conocí,
y una llama empezaba a crecer.
No fue fácil quererte,
no por ti sino por mí.

Y el amor se hizo sueño,
y el sueño en realidad.
Empezaba a sentirte,
y mi corazón se enamoró.

Dolorosa despedida

Una lágrima amarga sobre la mesa,
otra bajando por mi mejilla.
Me dijiste adiós para siempre,
dolor que carcome mi corazón.

La mitad de mi vida te la llevas contigo,
agoniza despacio mi otra mitad
Un beso suave tan solo eso,
únicamente me quedan  recuerdos.

Mirar tus ojos por última vez,
lo más hermoso que podré recordar.
Calor de piel que abriga mi cuerpo,
lo más difícil poder olvidar.

Te quiero desde niña

Niñita inquieta hermosa doncella,
imposible para mi ojos el no mirarte.
Corazón hinchado de tanto amor,
desde joven dispuesto a entregarlo.

Me acerqué y te conocí,
me fue imposible poder escapar.
¿Cómo hacer pa’ administrar tanto amor?
Siendo joven y aprendiendo a querer.

Ha pasado el tiempo desde entonces,
tu sola presencia engrandece mi vida.
Soy tan feliz por tu sonrisa,
no te alejes nunca que moriría.

Mi novia por años.

Juegos de amor, así empezamos,
tan solo niños enamorados.
Besitos tiernos e inocentes,
sublimes recuerdos en mi mente.

Volaba el tiempo sin demora,
compartiendo juntos a todas horas.
Tantos instantes hermosos,
gloriosos momentos inolvidables.

Un noviazgo perfecto para muchos,
lo más hermoso para nosotros.
Fuimos tan felices cuando novios,
y ahora más que somos esposos.