Dolorosa despedida

Una lágrima amarga sobre la mesa,
otra bajando por mi mejilla.
Me dijiste adiós para siempre,
dolor que carcome mi corazón.

La mitad de mi vida te la llevas contigo,
agoniza despacio mi otra mitad
Un beso suave tan solo eso,
únicamente me quedan  recuerdos.

Mirar tus ojos por última vez,
lo más hermoso que podré recordar.
Calor de piel que abriga mi cuerpo,
lo más difícil poder olvidar.